EL BESO

Barcelona, España

El beso de Barcelona


Caminando por el Barrio Gótico en la plaza Isidre Nonella, ubicada a pasos de la Catedral de Barcelona, nos encontramos con dos grandes bocas que se entrelazan y decoran las calles de esta guapa ciudad catalana."El mundo nace en cada beso", es el nombre del fotomosaico realizado por el fotógrafo Joan Fontcuberta, junto a la colaboración del ceramista Antoni Cumella.

La sonrisa de una madre y su pequeño hijo, besar, leer un buen libro, tocar un instrumento, presenciar un amanecer en la playa, nadar, dormir, navegar, andar desnudo, cantar, bailar, abrazar a seres queridos, caminar, salir con amigas, viajar, una cena en familia pedalear en bicicleta sintiendo el viento en la cara, fueron parte de las 4.001 imágenes plasmadas en el mural. 

'El món neix en cada besada' en catalán, esta construido por 4.000 azulejos (de los cuales faltan un par) 80 columnas y 50 filas. Con dimensiones de 3.8 metros de ancho y 8 de largo, nos deleita con más de 30 metros cuadrados de  pequeños fragmentos de vida cotidiana. 

Inaugurado en julio del 2014, el mural conmemora el tricentenario de la caída de Barcelona en la guerra de Sucesión Española (1714) y nace gracias a la iniciativa de Fontcuberta y El Periódico de Cataluña con activa participación de miles de ciudadanos que aportaron con imágenes respondiendo a la consigna "momentos de libertad".

"El ruido de un beso no es tan ensordecedor como el de un cañón, pero su eco es más duradero", Oliver Wendell Holmes.
"El ruido de un beso no es tan ensordecedor como el de un cañón, pero su eco es más duradero", Oliver Wendell Holmes. 

Detalle de  la combinación de densidades y colores de los azulejos.
Detalle de  la combinación de densidades y colores de los azulejos.

La obra simboliza "todos los besos". La magia del primero, la nostalgia del último, la adrenalina del dado a escondidas, el morbo del prohibido y la emoción del tantas veces soñado. El cándido, el dúlce, húmedo y tórrido. Simboliza el beso heterosexual, el homosexual, el fraternal, así lo describió el artista en la inauguración de su obra.

Los 4001 momentos de libertad que componen el fotomosaico 'el món neix en cada besada', además del detalle de éstos.
Los 4001 momentos de libertad que componen el fotomosaico 'el món neix en cada besada', además del detalle de éstos.

"Muchos de los iconos de nuestro tiempo son besos. No quería evocar un muro de las lamentaciones, sino materializar un hipotético muro de facebook, símbolo de afecto, pasión, proximidad y en definitiva, ganas de vivir", argumentó Fontcuberta.

Por 
Paula Cirer

Comentarios

Publicar un comentario

Las más leidas

¿Qué ver en la Reserva Huilo Huilo?

PINO HACHADO EL PASO DE LAS ARAUCARIAS

San Fabián de Alico y el Ñublefest

Al fin del mundo y más allá

Angkor Wat