Tulum, la ciudad amurallada

Uno de los imperdibles de la Riviera Maya



Los tonos grises de las construcciones de piedra contrastan con el mar caribe que baña la orilla de este antiguo puerto comercial, clave en las rutas mercantiles que los mayas establecieron con sitios de la península de Yucatán, Centroamérica y el centro de México.
A unos 62 kilómetros al sur de Playa del Carmen, entre murallas del siglo XIII y en lo alto de unos peñascos se sitúan las Ruinas de Tulum, una de las últimas ciudades mayas en caer en manos de los conquistadores en 1518. Actualmente, constituye una zona arqueológica dentro del Parque Nacional Tulum, única Área Natural Protegida terrestre en el corredor Cancún-Tulum. Característica que hace a esta zona muy codiciada por la industria hotelera.

Muralla, Tulum es una de las ciudades portuarias que cuentan con un sistema de control y defensa compuesto por una muralla con torres de vigía, así como por estratégicos accesos al mar (uno: la caleta) y tierra (cuatro).

El Castillo, es el edificio más importante de Tulum. Hace más de 500 años la fachada estaba pintada de vivos colores y decorada con esculturas; además, en sus esquinas tuvo grandes mascarones de estuco, de los cuales todavía se conservan restos. En el nivel de piso, hacia ambos lados de la escalera, hay dos pequeños templos en cuyos altares inferiores se depositaban ofrendas. En el templo superior se realizaban las principales ceremonia religiosas.

Templo del Dios del Viento (Kukulkán)

El complejo arqueológico exhibe nueve construcciones de piedra, destacándose “El Castillo” la estructura más alta del recinto con 7,5 metros. Este templo junto al mar fue principalmente utilizado para rituales y posiblemente, como faro para los barcos mercantes mayas que navegaban en su costa. Frente a este hay una plataforma para danzas y al suroeste se encuentra otro templo llamado “La Serie Inicial”Hacia el norte se divisa el “Templo del Dios Descendente”, frente a este conjunto se ubica la calzada principal, con varios edificios; el más importante es el “Templo de los Frescos”, cuyos murales retratan a varios seres sobrenaturales. Continuado por la calzada se sitúan los palacios conocidos como la “Casa de las Columnas” y la “Casa del Halach Uinik”. En el acceso noreste, se encuentra la “Casa del Cenote”, fuente de agua y lugar de culto para los mayas, cerca de allí se observa el “Templo del Dios del Viento”, nombrado así por su podio circular, relacionado con Kukulcán, el dios de los vientos. Definitivamente, en este recorrido se agradece la brisa costera, la vista, las edificaciones y -aunque escasa- la sombra.
Este lugar nos permite revivir los vestigios de una cultura, descansar y sentir el placer de bañarte en aguas tibias, mirar al cielo y ver los templos sobre los peñascos que enaltecen a este antiguo puerto. Definitivamente, no puedes olvidar tu traje de baño y toalla.


La Casa del Cenote, una característica relevante de los pobladores mayas de la Costa Oriental, fue la construcción de templos o casas cerca de fuentes de agua como cenotes y chultunes (tipo de cisternas) o altares en el interior de cuevas.

Vista Sur del Castillo. Se observa pasarela para el ingreso a la playa de Tulum.

¿Cómo llegar?
A través de la carretera 307 en el tramo Cancún-Chetumal. Desde el estacionamiento hasta la entrada de las Ruinas de Tulum hay casi un kilómetro, puedes caminar o tomar un pequeño trencito.
¿Cuáles son los horarios y precios?
Los horarios de acceso son de 08 a 17 horas de lunes a domingo y el precio de entrada es de 57 pesos mexicanos, 3 dólares aproximadamente por persona.

Ecología: puntuales y sin falta, cada año, entre los meses de junio y octubre, dos especies de tortugas marinas vienen aquí a poner sus huevos: la caguama y la tortuga blanca. Después de muchos años y tras recorrer miles de km, regresan al lugar para desovar.

Recuerda que si deseas más información de la Riviera Maya visita las publicaciones anteriores: Coba, Xcaret, Riviera Maya, Cozumel y Chichén Itza

Por Paula Cirer.

Comentarios

Las más leidas

PINO HACHADO EL PASO DE LAS ARAUCARIAS

San Fabián de Alico y el Ñublefest

El Real Alcázar y los Jardines de Dorne

¿Qué ver en la Reserva Huilo Huilo?

Embalse El Yeso